El ritmo de vida de las sociedades modernas impulsa un consumo indiscriminado de todo tipo. Mucho más cuan